Caries en la dentición temporal

caries-en-la-denticion-temporal

La importancia de la dentición temporal en cualquier niño es más relevante de lo que se cree. Esta es una etapa que determinara mucho de los problemas o beneficios a nivel bucal en su etapa adulta. Por esta razón hay que dedicarle el mismo esfuerzo a su cuidado que a cualquier etapa de la dentadura. Esto sirve para evitar la aparición de caries tempranas al no darle la importancia que se merece.

La dentición temporal son los dientes iniciales, o de leche, que comienzan a salir en las primeras fases de vida. Los mismos pueden aparecer a partir de los 6 meses de edad, aunque hay excepciones. Existen niños a los que les aparecen desde recién nacidos, lo que muchas veces preocupa a sus padres. También existen a los que les tardan más en salir, llegando hasta el año sin los mismos.

caries-en-la-denticion-temporal2

Estos primeros dientes serán reemplazados por los definitivos más adelante en la vida del niño. Mientras esto ocurre se forman 20 dientes dentro de la cavidad bucal, para más adelante ser 32. Los mismos también son de un color más amarillento y más pequeños que los finales. A pesar de estas características no deben de ser descuidados, todo lo contrario hay que prestarle la atención necesaria.

Por otra parte las caries son el problema bucal más común en los seres humanos, tanto pequeños como adultos. Las mismas aparecen por la acumulación de bacterias o por deterioro en la zona. Este agujero en el diente se va haciendo más grande si no se le presta atención y conforme pasa el tiempo.

La caries en la detención temporal debe evitarse ya que puede ser una muy mala experiencia para el niño. Esto no es difícil de lograr si se toman las precauciones pertinentes. De este modo se tiene la seguridad de que ese pequeño tendrá una excelente salud bucal más adelante.

La caries en la dentición temporal

Lo primero que hay que hacer sobre la caries en la dentición temporal es derribar los mitos al respecto. Existe la creencia popular de que los dientes de leche no son de gran importancia. Esto tiene como resultado su descuido prolongado a medida va creciendo el niño. Igualmente no se les enseña la importancia de la buena higiene dental desde las primeras etapas de vida. Esto último repercute seriamente en su madurez y en el cuidado de su dentadura en general.

Los niños necesitarán de sus dientes de leche hasta los diez años aproximadamente. Los mismos son usados para masticar y deglutir los alimentos que se consumen diariamente. De hecho son tan importantes que también influyen en el habla del pequeño y hasta en su autoestima. El verse con una bonita sonrisa hace que crezcan creyendo en sí mismo y en su apariencia.

Es muy fácil contraer caries durante esta etapa, sobre todo si se descuida la salud bucal. Incluso hay pequeños que son más propensos a su aparición dedo a factores genéticos. Las comidas a bases de dulces o lácteos también son de sus principales orígenes. Por lo que es necesario prestar la suficiente atención a su posible aparición. Y usar chupetes solo cuando sea necesario y de calidad.

Cuando las mismas han aparecido es momento de tomar medidas para eliminarlas. La higiene juega un papel fundamental en esto, junto con la ayuda del especialista.

La higiene bucal en la infancia

Una de los principales factores a tomar en cuenta con la salud bucal de los niños es que los mismos no deben hacerlo solos. Los padres deben hacer cumplir su responsabilidad y supervisar la higiene del menor. Esto se hará hasta los 10 años aproximadamente y hasta los 6 siempre con ayuda. De este modo el niño aprenderá desde pequeño como es la forma correcta de actuar en cuanto a la limpieza de sus dientes.

caries-en-la-denticion-temporal3

La higiene bucal comienza desde los primeros meses de vida, siendo una iniciativa de los padres. Regularmente se comienza limpiando la boca como una gasa o pañuelo limpio. También existen herramientas diseñadas para facilitar este trabajo, especialmente dirigidas para bebés. A partir de la salida del primer diente se comienza a usar el cepillo dental para la higiene.

Junto con el cepillo viene el uso de la crema dental, la cual debe contener flúor. Existen algunas que son diseñados para los niños, variando la cantidad que se use según su edad. Se comienza con el tamaño de una lenteja hasta llegar al de un grano de arroz. Puede parecer muy poco pero realmente marca la diferencia en la higiene.

Con la aparición de la dentición temporal también es fundamental el uso del hilo dental. Esto sobre todo porque hay mucho espacio entre los dientes que el cepillo no puede alcanzar. Por ello hay que usarlo cada vez que sea necesario. Finalizando con enjuague bucal, dependiendo de la edad del niño y sus hábitos.

Ante cualquier indicio de caries, sea dolor o manchas en el diente, hay que tomar previsiones. Precisamente por ello es que los padres deben de estar involucrados directamente en la higiene. Son ellos los que se darán cuenta si ha habido algún cambio en la boca del niño. Lo mejor es visitar al especialista, en caso de que se presente alguna dificultad.

El dentista

El dentista suele ser uno de los mayores enemigos de los niños pequeños. Esto porque regularmente se les lleva ya cuando la caries ha aparecido en la dentición temporal. Esto conlleva a tratamientos que pueden ser dolorosos, pero que sirven para solucionar la situación. A pesar de ello suelen comparar a este profesional con criaturas que les hacen daño a quienes se les acercan.

Para evitar situaciones desagradables lo mejor es acostumbrar al niño a asistir periódicamente al dentista. Existe una rama particular llamada odontopedriata, los cuales se especializan en ellos. No es lo mismo el trato con el adulto promedio que con un pequeño de escasos años de edad. Por ello lo mejor es buscarlos e ir aunque sea dos veces por año. De esta forma se estará previniendo las caries y cualquier molestia que provenga de ellas.

caries-en-la-denticion-temporal4

Las caries en la dentición temporal deben de ser prevenidas desde el principio del desarrollo del pequeño. Esto para poder cuidar su dentadura cuando sean adultos y para evitar malestares innecesarios. Los niños no deben limitarse o tener miedo de que esto ocurra, tan solo hay que enseñarlos a cuidarse. De este modo ellos, con sus padres, irán aprendiendo sobre la importancia de unos dientes sanos y fuertes.

Es importante que los niños usen buenos chupetes y mordedores para evitar daños en sus dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *