Cómo aliviar las molestias de la dentición

como-aliviar-las-molestias-de-la-denticion-instagram-sosmaternar

Uno de los mayores estragos a los que tendrá que enfrentarse nuestro bebé a medida que va creciendo es la salida de los dientes. Estarás de acuerdo con nosotros en que, si alguna vez has sufrido de un dolor de muelas o dental, que las molestias en la boca son de lo peor que puede ocurrirnos. Junto con la otitis, los dolores en la boca son una auténtica tortura. Imagina cuando está saliendo un diente, o cuando quieren salir muchos dientes a la vez. Esto es lo que le está sucediendo a tu hijo pequeñito. Y sí, tiene muchos dolores en su boquita. No es raro que llore sin tregua, porque tú también lo harías si estuvieras pasando por el mismo proceso. A ello van a enfrentarse todos los bebés. Y conviene estar preparado, conociendo algunos remedios acerca de cómo aliviar las molestias de la dentición.

como-aliviar-las-molestias-de-la-denticion-instagram-2baibe-love

Si tu hijo tiene o ronda los seis meses, toma buena nota de este post, porque los dientes están al salir y, con ello, las molestias en la boca de tu bebé. Puede ser realmente desesperante, ya que es un dolor que el pequeño no puede controlar ni nosotros podemos curarle, aunque sí hay algunos remedios que podrían aliviarle un poco. Sin embargo, tenemos que ser realistas, vamos a tener que dotarnos de paciencia, tanto nosotros como nuestro bebé. Es normal que el niño esté irritable, nervioso, lloroso y lo quiera morder todo. Veamos cómo darle alivio a las encías de nuestro hijo.

Un mordedor, fundamental

Los mordedores serán los grandes amigos de un niño en esta etapa. Tiene que ser siempre un mordedor homologado y seguro para que el niño no sufra de alergias o accidentes durante su uso. Además, este mordedor hay que lavarlo y desinfectarlo, sobre todo si cae al suelo o está en contacto con superficies poco saludables. Son ideales en este punto los collares mordedores, que propician que el objeto esté más recogido y no ande tirado por los suelos o perdido, sino que acompañe al menor vaya donde vaya.

como-aliviar-las-molestias-de-la-denticion-instagram-baibe-love

También hay mordedores que van rellenos de agua y se pueden meter al congelador para que estén fresquitos. El contacto del frío con la encía producirá más alivio.

Masajes en la encía

Los masajes en la encía son muy beneficiosos, porque favorecen la circulación sanguínea en la zona favoreciendo la buena salud bucal pero, además, en el caso de salida de los dientes, alivia la inflamación y adormece un poco el dolor. Lava muy bien tus manos antes de introducir tus dedos en la boca del bebé. Y también puedes ayudarte de una gasa mojada en infusión de manzanilla fría o a temperatura ambiente o tibia (nunca caliente).

Con receta médica

El pediatra te indicará. En la farmacia venden productos para aliviar las molestias de la dentición de los bebés. Siempre bajo el beneplácito de su pediatra, puedes aplicar a tu hijo unas gotas de ibuprofeno o paracetamol frotando con ellas su encía.

Buenos alimentos, como fruta

como-aliviar-las-molestias-de-la-denticion-instagram-aarriaga

Si un mordedor es beneficioso, imagínate un trozo de fruta fresca. Conseguirá que tu pequeño se mantenga entretenido, al tiempo que estará haciendo presión sobre la encía y esto le ayudará a calmar un rato su dolor, sumado al frescor de la fruta. Además, añadimos que la fruta tiene vitaminas, fibra y así le vas enseñando a comer alimentos beneficiosos. Eso sí, dale la fruta lavada y pelada, sin semillas. Y vigila para que no se atragante, porque todavía es muy pequeño para comer alimentos sólidos.

Juega con él

Cuando estamos aburridos, todos nos duele. Por eso, procura distraer la atención de tu hijo durante cuanto más tiempo mejor. Así estarás logrando que no esté tan atento a las molestias de su boca. Paciencia, porque por suerte la dentición durará unos meses pero hay que aguantar el tirón y buscar alivio mientras dure. Y se hace muy pesado…Pero no hay otra.

Mimos, mimos y más mimos

¿Escuchaste a otros padres, abuelos, conocidos e incluso a expertos decir que a los bebés no hay que mimarlos en exceso? Pues ¡mándales a todos a freír espárragos! Y cómete a besos a tu hijo. Dale abrazos, masajes, besos, caricias, juega con él y no pierdas ni una sola oportunidad de hacerlo. A ti te encantará hacerlo y a él no solo le gustará, sino que le servirá para crecer sabiendo que tiene una mamá y un papá que lo adoran.Además, mientras está riendo y disfrutando con los mimos, está distrayendo su cabeza del dolor de los malditos dientes.

Durante el tiempo que va a estar experimentando la salida de sus dientes, el niño va a estar sintiéndose mal y, por ende, comportándose un poco irritable porque se encuentra especialmente sensible. Pero tienes que ponerte en su lugar y procurarle los máximos alivios, nunca regañarle o agobiarte. Son molestias realmente dolorosas y que a un adulto le resultaría muy difícil de soportar, así que tu pequeño hijo está haciendo toda una heroicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat