Cómo detectar si tu hijo sufre acoso escolar

como-detectar-si-tu-hijo-sufre-acoso-escolar-instagram-danmorofficial

Por desgracia vivimos en una sociedad muy competitiva y estresante donde niños y mayores estamos constantemente sometidas al juicio, la rivalidad y el estrés de un ritmo que nos impone ser siempre los mejores. Tal vez sea el ritmo frenético de la vida, que nos absorbe haciendo que perdamos un poco el sentido de la orientación a la hora de educar a nuestros niños, o quizás se deba a otras razones, como un sentimiento de culpa del adulto que le impide establecer reglas para los hijos, haciendo que haya padres excesivamente permisivos que, lejos de ayudar al menor, le perjudique haciendo que este carezca de valores.

Sea esta la respuesta u otra, sea como fuere, la realidad es que cada vez es más frecuente que la sociedad desde muy pequeños se divida entre falsos fuertes (o acosadores), y falsos débiles (o acosados). Si a tu pequeño le tocó estar en el bando de los acosados, debes empezar a tomar medidas desde ya. Pero lo mismo si tu hijo es un acosador.

Saber Cómo detectar si tu hijo sufre acoso escolar es una necesidad para cualquier padre hoy en día. No solamente porque nuestro hijo puede caer sin remedio en una espiral de fracaso escolar involuntario, sino porque más allá de sus calificaciones académicas, sentirse acosado supondrá grandes traumas que puede ser que arrastre durante toda su vida.

como-detectar-si-tu-hijo-sufre-acoso-escolar-instagram-conductadesafiante

El acoso escolar no solamente se traduce en sacar malas notas, sino que también acarrea problemas de autoestima y ansiedad, e incluso una depresión de la cual el niño sea incapaz de salir. Se han dado de casos de niños que se han quitado la vida porque no fueron capaces de afrontar la situación. ¿Qué podemos hacer los padres?

Padres y educadores. La educación y la seguridad infantil son dos aspectos que son responsabilidad de todo adulto, tanto si se trata de su hijo, como si lo es de un alumno al cargo. Incluso por supuesto los medios de comunicación deberían contribuir a poner fin al acoso escolar y la violencia entre chavales.

¿Mi hijo sufre acoso escolar?

El ajetreo diario a menudo hace que los padres podamos no estar todo lo pendiente que deberíamos de nuestros hijos y que, cuando este sufre de un problema, ya nos demos cuenta tarde. Cuanto antes comencemos a tratar el problema, mejor solución va a tener, y menos traumático será para nuestro pequeño superar la situación y sobreponerse a ella. Hay una serie de indicios que pueden ponernos en alerta para detectar si nuestro hijo sufre de acoso en el colegio o en su grupo de amigos (o enemigos, quién sabe).

como-detectar-si-tu-hijo-sufre-acoso-escolar-instagram-ralfstinkefuss

No es raro que los niños inventen mil excusas para no ir al colegio. Pasar el día sentado en el pupitre haciendo deberes no es plato de buen gusto para casi ningún niño, y todos en algún momento hemos pecado de inventarnos un dolor de barriga para quedarnos en casa y ser mimados por nuestros padres. Ahora bien, pese a la pereza que pueda sentir un niño por ir a la escuela, siempre hay un aliciente que lo motiva a finalmente asistir y le anima si le insistimos. Sin embargo, si comprobamos que día tras día, y de manera repentina, nuestro hijo se niega a ir al colegio, hasta el punto de que parece que le va la vida en ello y que haría cualquier cosa por no entrar al colegio, esto no es normal.

Los acosadores por lo general buscarán algo de tu hijo, ya sea destrozar su material escolar o sus cosas por simple gusto, o usarle para sacar dinero si son niños más mayores. De modo que si tu hijo sin venir a cuento comienza a pedirte dinero, y notas que su carácter ha cambiado, no quiere ir al colegio y tiene miedo, debes ponerte en alerta. Lo mismo si tu pequeño llega a casa con la ropa o los materiales rotos, o comienza a “perder” cosas.

También es posible que el niño somatice su miedo, lo cual puede manifestarse por medio de una diarrea, molestias estomacales o vómitos. Siempre que el niño no esté enfermo de algún virus que lo motive por enfermedad. También puedes notar que tu hijo tiembla, está destemplado y se niega a comer o, por el contrario, tiene una ansiedad inusual por la comida.

Si el niño no duerme bien o sufre pesadillas, se orina en la cama si antes no le pasaba, etc. En estos casos, podemos estar seguros de que algo ha sucedido y tiene perturbado a nuestro hijo. ¿Algo o alguien le está haciendo daño o provocándole temor o preocupación.

Cómo debemos actuar si nuestro hijo está sufriendo acoso

Tenemos que estar al lado de nuestro hijo. Nuestro apoyo y protección será fundamental para él, y no porque debamos sobreprotegerlo, pero sí demostrarle que puede tenernos la confianza suficiente para saber que tiene nuestro amor y nuestro apoyo para cuando tenga problemas en la vida.

No animaremos a nuestro hijo a enfrentar de manera violenta al acosador, ni tampoco a resignarse ante el maltrato. Le enseñaremos que hay niños que tienen problemas y que tratan de aliviar sus problemas haciendo daño a otros, de modo que tu hijo no tiene nada de qué avergonzarse, porque el problema lo tiene el otro y no él. Ahora bien, también debe saber que, aunque otros tengan problemas, estos problemas no le justifican el maltrato y tu hijo tiene que hacerse valer. Enséñale que nunca debe dudar de su valía ni dejarse amedrentar por otros y que, cuando viva un suceso de ese tipo, tiene que comunicarlo a un adulto responsable y pedir su ayuda.

Aunque nosotros demos nuestro apoyo al menor, el apoyo de un psicólogo puede ser necesario también para superar el trance y recuperar la autoestima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat