Consejos para proteger a tu bebé del frío en Invierno

consejos-para-proteger-a-tu-bebe-del-frio-en-invierno

El frío del invierno puede ser un enemigo potencial de los bebés, sobre todo cuando son muy pequeños. Este consigue hacerles bastante daño, sobre todo si no sabes cómo controlarlo. Por lo que hay que aprender a protegerlo de las bajas temperatura de la temporada y de todo lo que viene con ella.

La idea de conocer algunos consejos para proteger a tu bebé del frío en Invierno es garantizar su bienestar. No es necesario que llames constantemente al pediatra, si tienes las sugerencias adecuadas. Lo mejor es que hay actividades realmente divertidas, en los que querrás compartir con tu hijo. Por lo que es posible pasarlo bien, tomando ciertas precauciones de antemano.

Siempre hay que supervisar que no tengan frío

Lo primero que debes hacer para proteger a tu bebé del frío en invierno es verificar su temperatura corporal. Es muy fácil confundirse al respecto, ya que las extremidades suelen estar muy frías durante esta época. Por esta razón en el primer momento te puede llegar a parecer que tu bebé esta incómodo, debido a cómo se sienten estas zonas.

consejos-para-proteger-a-tu-bebe-del-frio-en-invierno2

Es importante aprender a no guiarse por las extremidades, en lo que a temperatura corporal se refiere. Las mismas se enfrían realmente rápido, por lo que puedes llegar a confundirte con facilidad. Por ello es mejor colocar tu mano en su cuello, nuca o la frente y de esta forma asegurarte realmente de cómo se siente. Si estos lugares específicos están fríos, es señal de que tu hijo puede estar incómodo o pasándolo mal.

Cuida el ambiente completo de tu hogar

Es importante que tu hogar se mantenga en un ambiente templado durante el invierno. Puede que el calor les haga falta en esta época, pero las temperaturas demasiado altas llegan a ser dañinas para los bebés. Por lo que es mejor mantener los calentadores sin elevar en gran medida el calor.

La idea con ello es evitar afecciones en la garganta y en las fosas nasales, o que se agrave algún problema respiratorio. Por lo que un ambiente templado es mucho más seguro y manejable para los pequeños. Igualmente es ventajoso cuando salgas de casa, ya que no habrá un gran cambio en la temperatura, lo que también es dañino a corto plazo.

Vestirlo para proteger a tu bebé del frío en invierno

Cuando los bebés son muy pequeños es muy importante saberlos vestir durante el invierno. La idea no es ahogarlos, pero tampoco que lleguen a estar desprotegidos. Por lo que hay que ser muy cuidadosos al respecto y controlando siempre su temperatura corporal.

Lo mejor para ello es vestirlos por capas, viendo la primera ropa ajustada a su cuerpo. La misma le servirá para protegerlo del sudor, sobre todo porque si este se enfría les puede ocasionar un resfriado. La segunda capa de ropa es más gruesa, ideal para mantener el calor corporal en su interior.

Finalmente se le coloca una tercera capa de ropa un poco más grande, de esta forma se les cuida de humedad o de las terribles ventiscas. Debido a que sus extremidades son muy sensibles, son la primera área hay que abrigar. Tampoco hay que olvidarse de los guantes, calcetines o gorros, en caso de que el frío sea muy intenso. Con las bufandas hay que tener mucha precaución, ya que se corre el riesgo de asfixia cuando se trata de un bebé muy pequeño.

Baños muy cortos para estar protegidos

El baño durante el invierno también es un tema de gran preocupación, cuando se trata de bebés. Durante esta época los mismos deben ser los más cortos posibles, siendo unos diez minutos más que suficiente. El agua debe estar tibia y el lugar completamente cerrado para evitar cualquier corriente de aire. Puede que a tu hijo le guste mucho bañarse, pero durante la temporada es mejor que todo sea veloz, para garantizar su bienestar.

La ropa de cama también debe ser la apropiada

consejos-para-proteger-a-tu-bebe-del-frio-en-invierno

No solo hay que cuidar el ambiente de la casa o la ropa del bebé, el lugar en donde duerme también es importante. Por ello lo mejor es usar edredones ligeros o mantas gruesas que le brinden mayor calor al espacio. A los bebés no es recomendable arroparlos al dormir, por lo que todo el lugar debe tener la temperatura correcta. Cada detalle se debe cuidar para que el pequeño no tengas problemas de frío en ningún momento del día.

Mantenerlos activos durante todo el invierno

El invierno puede parecer aburrido para muchas personas, debido a que no se puede salir tanto de casa. A pesar de ellos es sumamente importante que los bebés se mantengan lo más activos posible. Esta es la forma natural en la que su cuerpo regula la temperatura, por lo que es significativo tenerlo presente. Siempre con movimientos o juegos acordes a su edad que les permitan quemar toda la energía de su organismo.

Evitar salir a ciertas horas

Así como en verano hay ciertas horas en las que se debe evitar salir de casa, durante el invierno ocurre lo mismo. En este caso se habla de antes de las 9 de la mañana y después de las 5 de la tarde. Esto porque son los momentos del día donde hay más bajas temperaturas, siendo perjudiciales para el bebé.

No es recomendable quedarse encerrados en casa, pero si salir en el momento indicado. Por lo que ten presente esta precaución e igualmente abriga adecuadamente a tu pequeño. De esta forma pueden aprovechar el invierno, sin el peligro de que ocurra algo negativo más adelante.

La hidratación también es importante durante el invierno

Durante el invierno la hidratación es muy importante, sobre todo en la piel de los más pequeños. Esta área del cuerpo de los bebés suele ser muy delicada, por lo que prestarle especial atención. Es primordial el uso de una crema humectante y la toma del suficiente liquido en las distintas horas del día.

Hay muchos consejos para proteger a tu bebé del frío en invierno, tan solo es cuestión de que los sigas verdaderamente. Se trata de una época más del año, que hay que disfrutarla a pesar de que el clima no ayude mucho. Con algunas precauciones puedes pasar unos meses tranquilos y crear unos recuerdos realmente significativos con tu pequeño. No tengas miedo, tan solo no te descuides y presta la suficiente atención a los puntos más importantes.

Y recuerda también que los chupeteros son excelentes herramientas para acompañar cualquier ropa o prenda de abrigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *