¿Cuáles son las infecciones respiratorias más comunes en bebés?

cuales-son-las-infecciones-respiratorias-mas-comunes-en-bebes

En los primeros años de vida de un niño es frecuente que se enferme varias veces, esto debido a la inmadurez de su sistema inmune, ayudado por diversos factores como la mala higiene en el hogar y la asistencia a guarderías donde hay otros niños enfermos. La causa más frecuente de visitas al hospital de niños pequeños son las infecciones respiratorias agudas. Si continuas leyendo este artículo podrás informarte más acerca de este tipo de infecciones, sus causas, síntomas que las acompañan, así como las principales bases de su tratamiento, y tener conocimiento para guardar más calma si tu bebé es diagnosticado con una infección respiratoria.

¿Qué niños son más susceptibles a las infecciones respiratorias?

Hay una serie de factores que hacen que un niño esté predispuesto a padecer una infección respiratoria con mayor probabilidad que los demás, como son:

– Bajo peso al nacer (menos de 2500 g).

Lactancia materna inadecuada o ausente.

– No vacunación completa.

– Contaminación ambiental en el hogar.

– Uso previo de antimicrobianos.

– Antecedentes de infección respiratoria en el último mes.

Ahora si te muestro las infecciones respiratorias más frecuentes por las que son atendidos los niños pequeños en la atención primaria de salud.

Resfriado Común en bebés

cuales-son-las-infecciones-respiratorias-mas-comunes-en-bebes

– Es la más frecuente de todas las infecciones respiratorias, los niños la pueden presentar alrededor de ocho veces por año. Aparece con más frecuencia durante el invierno y la primavera. Es causada por virus fundamentalmente.

– Síntomas: lo más frecuente es la obstrucción nasal con secreción acuosa que luego se torna verdosa. Además suelen presentar falta de apetito e irritabilidad. La fiebre no es muy frecuente en menores de seis meses. Suele terminar en una semana con una evolución favorable.

– Tratamiento: este se centra en eliminar la obstrucción nasal con agua hervida utilizando un gotero, combatir la fiebre si existe y brindar abundante líquido. Ojo porque no está recomendado el uso de antihistamínicos, antitusivos ni antimicrobianos. Estos no acortan la duración de la enfermedad.

Faringoamigdalitis en bebés

– Es la inflamación de la faringe y amígdalas, de causa viral generalmente en los niños pequeños.

– Síntomas: se asocia a fiebre persistente que no cede a la medicación, vómitos y rechazo al alimento.

– Tratamiento: es sintomático al igual que el resfriado en el caso de ser viral, por lo que no requiere tratamiento específico. Si el doctor encuentra signos de que sea de origen bacteriano, entonces si deben usarse antimicrobianos a criterio del mismo.

Adenoiditis Aguda en bebés

– Es la inflamación de las glándulas adenoideas ubicadas en la nasofarínge. Puede ser de causa viral o bacteriana, pero son más frecuentes las segundas.

– Síntomas: fiebre alta y sostenida, obstrucción nasal, mal aliento, vómito y apnea del sueño.

– Tratamiento: se indican antibacterianos, el resto es sintomático contra la fiebre y la obstrucción hablado anteriormente.

Otitis Media Aguda en bebés

– Es la infección del oído medio de origen bacteriano en la mayoría de los casos. Generalmente en un solo oído pero puede afectar a ambos.

– Síntomas: fiebre elevada que no cede con los antipiréticos, llanto, irritabilidad, secreción por el oído, y pueden aparecer vómitos.

– Tratamiento: similar al de la adenoiditis

Laringitis Aguda en bebés

– Es la inflamación de la laringe generalmente de causa viral. Puede venir unida a una epiglotitis, lo cual si representa un cuadro grave de tratamiento de urgencia.

– Síntomas: fiebre en grado variable, tos perruna y falta de aire.

– Tratamiento: basado en esteroides, vapores para humedecer la vía aérea y tratar la fiebre

Bronquitis Aguda en bebés

– Inflamación de las vías aéreas bronquiales de grande a mediano calibre, de causa viral generalmente.

– Síntomas: goteo nasal, falta de aire, tos seca que luego expulsa secreciones al cabo de los días y vómitos.

– Tratamiento: humidificación de la vía aérea con cloruro de sodio hipertónico, tratamiento de la fiebre y consumo de muchos líquidos.

Bronquiolitis Aguda en bebés

cuales-son-las-infecciones-respiratorias-mas-comunes-en-bebes

– Infección de la vía aérea terminal de origen viral, que es muy frecuente en invierno por pequeños brotes en guarderías y escuelas.

– Síntomas: comienza con secreción nasal y estornudos por dos días aproximadamente, más falta de apetito y fiebre, luego tos sibilante, falta de aire intensa e irritabilidad.

– Tratamiento: la medida fundamental es la administración de oxígeno, además se utilizan esteroides con buenos resultado. Es muy importante mantenerlo bien hidratado para ayudar a movilizar las secreciones.

Neumonía en bebés

– Inflamación de la zona funcional del pulmón, causada por virus y bacterias en igual proporción. La mayor seriedad es cuando es causada por bacterias.

– Síntomas: generalmente fiebre alta, falta de aire y tos con expectoración verdosa que antes era blanquecina. El niño se torna intranquilo porque produce dolor torácico de ligera a moderada intensidad.

– Tratamiento: se utilizan antibacterianos, se combate la fiebre y la obstrucción nasal. Se utilizan aereosoles con agentes beta agonistas acompañados de cloruro de sodio hipertónico para que expulse las secreciones.

Consejos para evitar las infecciones respiratorias en bebés

cuales-son-las-infecciones-respiratorias-mas-comunes-en-bebes

– Mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementada hasta los dos años.

– Cumplir con todo el esquema de vacunas que debe recibir el niño.

– Evitar el contacto con niños que tengan o padecieron recientemente de infecciones.

– Lavarse las manos antes de tocar al bebé o manipular sus pertenencias.

– No poner al niño en habitaciones climatizadas, evitar baños con agua muy fría.

– Ventilar la habitación del bebé diariamente.

– No tener mascotas como perros y gatos durante sus primeros dos años de vida.

Ahora si tienes la información necesaria para entender al médico la próxima vez que tu bebé sufra una infección de este tipo. No es vital que sepas más que alguien graduado en medicina, pero si es imprescindible que conozcas acerca de las patologías más frecuentes que afectan a un niño pequeño. Si llevas contigo este conocimiento entonces podrás manejar con más calma la situación si te toca vivirla con tu bebé, y no te lleves las manos a la cabeza sin razón, así que tendrás la certeza que tu hijo va a recuperarse para crecer fuerte y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat