Ejercitarse durante el embarazo mejora la calidad de la leche materna y aumenta sus beneficios

lactancia-materna-la-succion2

La leche materna es a menudo la comida más nutritiva para un bebé, proporcionando inmunidad contra muchas enfermedades y siendo un alimento sano para el perfecto crecimiento del recién nacido. Varias investigaciones le han dado más poder a la leche materna y el ejercicio. Estudios han demostrado que si una madre hace ejercicio con regularidad después del parto, la leche materna se vuelve aún más nutritiva y beneficiosa de muchas maneras. Si quieres saber más al respecto te recomendamos que siga leyendo este artículo.

¿El ejercicio mejora la calidad de la leche materna?

Las mujeres que hacen ejercicio durante el embarazo y luego amamantan pueden proteger mejor a sus hijos de afecciones como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardíacas. Un nuevo estudio encuentra que incluso el ejercicio moderado durante el embarazo aumenta un compuesto en la leche materna que reduce los riesgos de por vida de un bebé de problemas de salud graves como diabetes, obesidad y enfermedades cardíacas. Los investigadores dicen que no están seguros de por qué el ejercicio aumenta un compuesto que hace que la leche materna sea más saludable, o cuánto ejercicio es suficiente.

Los investigadores dicen que el ejercicio puede aumentar un compuesto en la leche materna que puede reducir el riesgo de por vida de un niño de padecer enfermedades. Los investigadores dicen que no están seguros de por qué el ejercicio mejora este compuesto o cuánto ejercicio es beneficioso. Un experto dice que el ejercicio no siempre es una opción para las madres primerizas y que puede haber otras formas de mejorar la salud metabólica de un bebé.

ejercitarse-durante-el-embarazo-mejora-la-calidad-de-la-leche-materna- y-aumenta sus beneficios-instagram-sanatorioparquetuc

El ejercicio también es excelente para su salud en general durante y después del embarazo. El movimiento lo beneficiará tanto a usted como a su bebé. El estudio, utilizó rastreadores de actividad física en un grupo de reclutas sanos con una edad promedio de 30 años.

Explorando la leche materna humana

En humanos, Los investigadores siguieron a unas 150 mujeres embarazadas y en postparto utilizando rastreadores de actividad y encontraron que aquellas que tenían más pasos por día tenían niveles más altos de un azúcar conocido como oligosacárido 3SL en la leche materna, que creen que es responsable de estos beneficios para la salud. Aquellos que realizan más pasos diarios durante el embarazo tienen una leche materna más saludable. Aquellos que hicieron más ejercicio, incluso de intensidad moderada.

Eso podría ayudar a explicar por qué los niños amamantados parecen tener un menor riesgo de volverse obesos y desarrollar diabetes en el futuro. Los hallazgos sugieren que las mujeres que amamantan pueden brindar a sus bebés beneficios de salud aún mayores si se mantuvieron activas durante el embarazo.

Los investigadores dicen que este oligosacárido 3SL podría agregarse a la leche de fórmula, por lo que los hijos de mujeres que no pueden amamantar podrían obtener los mismos beneficios. Cuanto más activas físicamente eran las mujeres y más pasos diarios tomaban, más oligosacárido 3SL tendía a estar en la leche materna, cuando se probó dos meses después de dar a luz.

Aquellos con un índice de masa corporal más bajo también tenían niveles promedio más altos de oligosacárido 3SL. No sería ético evitar que las mujeres embarazadas hagan ejercicio para ver qué efecto tiene esto en la salud de sus hijos en la vida posterior, por lo que los investigadores hicieron un experimento en ratones, que también producen oligosacárido 3SL en la leche. Por eso algunos investigadores estudiaron ratones nacidos de madres que no hacían ejercicio y los alimentaron con leche de madres que si hacían ejercicio durante el embarazo. Descubrieron que los beneficios para la salud de las mamás en forma se transferían a los cachorros, lo que demuestra que, de hecho, se transmitían a través de la leche materna y no simplemente heredaban rasgos genéticos.

Los investigadores también encontraron que los ratones que recibieron leche materna con alto contenido de oligosacárido 3SL de madres activas tenían menos grasa corporal, corazones más saludables y un mejor control de su azúcar en sangre.
Los científicos aún no comprenden cómo el ejercicio puede aumentar los niveles de oligosacárido 3SL. Sin embargo, es uno de los oligosacáridos: azúcares pequeños que constituyen del cinco al 15 por ciento de la leche materna humana, pero solo el 0,5 por ciento de la leche de vaca. Eso podría explicar por qué los bebés que reciben leche de fórmula, que generalmente contiene leche de vaca, pueden perder algunos beneficios para la salud de la lactancia.

En el futuro, se espera identificar el mecanismo a través del cual el oligosacárido 3SL mejora la salud metabólica y la función cardíaca en la descendencia, así como determinar cómo el ejercicio aumenta el oligosacárido 3SL en la leche. Este no es el primer estudio que demuestra los beneficios del ejercicio para una madre y fue realizado debido a que había evidencia de que la leche materna juega un papel importante en la salud, pero se quería verificar que los efectos de la leche materna en la salud no se debían a la descendencia. Gracias a este estudio se comprobó que los beneficios se transmitían a través de la leche materna y no de los genes.

bultos-en-el-pecho-durante-la-lactancia-por-que-se-producen-y-como-aliviarlos-instagram-minichicon

Una advertencia sobre la leche materna mejorada

Agregar ejercicio a la lista de cosas por hacer sin evaluar primero de manera efectiva el estado físico y mental de la madre es peligroso y tiene consecuencias tanto psicológicas como físicas. Se ha demostrado que el ejercicio mejora los síntomas de depresión y ansiedad. Las nuevas madres son propensas a esas condiciones, pero eso no significa que todas las nuevas madres deban hacer ejercicio.

Los beneficios del ejercicio son bien conocidos: previene las enfermedades cardíacas, la diabetes, evita que las mujeres embarazadas agreguen ese peso extra después del embarazo, fortalece los músculos y previene complicaciones. Un nuevo estudio demuestra que, además de todas estas razones generales para hacer ejercicio, hay más que agregar. En conclusión hacer ejercicio es lo más recomendable para una mujer embarazada, ya que si mejora la leche materna. Solo con salir a hacer pequeñas caminatas diarias podrías conseguir un cambio en tu salud y en la de tu bebé. De todas formas sería bueno que antes de empezar a hacer ejercicio le pidieras algunas recomendaciones a tu doctor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat