. ¿Hasta qué edad debes amamantar a tu bebé?

Según la OMS, la lactancia materna es la mejor forma de darle al recién nacido todos los nutrientes necesarios para su desarrollo no sólo físico sino también cognitivos, Se estima que el recién nacido debe alimentarse únicamente de leche materna hasta el sexto mes, a partir de ese momento, deben introducirse paulatinamente alimentos sólidos. El debate comienza cuando nos preguntamos hasta que edad debes amamantar a tu bebé.

Hoy desde chupeteropersonalizado ,vamos a resolver las dudas acerca de la lactancia materna.

Beneficios de la leche materna

La OMS es una de las grandes impulsoras de la lactancia materna en todo el mundo, la gran mayoría de mujeres que gozan de un correcto estado de salud, pueden amamantar a sus descendientes y este vínculo tiene efectos beneficiosos para ambos. En este punto, vamos a centrarnos en los beneficios de la lactancia a nivel nutricional para los niños:

  • La lactancia materna, favorece la formación de flora intestinal y del sistema inmunitario del bebé, siendo un escudo inmune para los lactantes, que tienen una menor tasa de incidencia en enfermedades infecciosas.
  • Amanantar , protege al recién nacido del riesgo de muerte súbita del lactante.
  • La leche materna es una forma de alimentación segura para el bebé, ya que la leche nunca esta contaminada y es 100%natural

Lactancia materna exclusiva

Como hemos mencionado anteriormente, la lactancia puede ser la forma de alimentación exclusiva de los bebés hasta los seis meses, para ello la OMS ha ideado una serie de consejos que debes seguir para que esta alimentación sea plena para ambos:

  • El bebé debe ser amamantado, siempre y cuando sea posible, durante la primera hora de vida.
  • No se debe dar al bebé ningún otro tipo de alimento cómo las fórmulas preparadas para recién nacidos.
  • La lactancia debe ser a demanda del bebé, para facilitar esta conexión maternofilial se recomienda la práctica del colecho.
  • No usar chupetes ni biberones.

La leche materna, ofrece al recién nacido, la energía, vitaminas, minerales e incluso la hidratación necesaria para su correcto desarrollo durante los seis primeros meses. También se estima que puede suponer el 50% de la energía aportada al pequeño durante el segundo semestre de vida.

La OMS recomienda continuar con la lactancia parcial hasta los 2 años o más.

Práctica correcta de la lactancia

La postura correcta es la clave más importante, para que tanto el bebé cómo la madre se sientan cómodos, el cojín de lactancia es una gran ayuda sobretodo para primerizas.

  • La boca del bebé debe estar abierta unos 180º en posición evertida y abarcar toda la aureola.
  • Evita hacer la pinza, ya que puedes obstruir algunos conductos.
  • La lactancia materna, va a demanda, al principio vas a tener unos horarios muy caóticos, hasta que poco a poco establezcáis una rutina.
  • La alimentación de la madre debe ser sana y variada.
  • Ante cualquier duda, consulta tu pediatra durante las visitas rutinarias.

Recomendaciones de la OMS en la alimentación combinada

A pesar de que la lactancia materna ofrece una gran cantidad de vitaminas y minerales para los más pequeños, a partir de los 6 meses, es necesario para el desarrollo del bebé incluir paulatinamente alimentos hasta que el niño vaya alimentándose de ellos y no de leche materna.

  • A partir del sexto mes se recomienda, que se den 2 o 3 tomas al día.
  • Entre el 9 y el 11 mes, se recomienda bajar a 2 tomas.
  • A partir del primer año y hasta los años, puede mantenerse una o dos tomas, siempre a demanda del pequeño.

A pesar de estas recomendaciones de la OMS, recuerda que el ritmo de alimentación combinada y lactancia la marca tu bebé y que no hay que forzar ningún tipo de alimentación.

Apoyo alimentario a la lactancia

 

A pesar de que la alimentación del bebé, depende de la escucha activa del mismo, existen unos patrones, para que la alimentación sólida sea un apoyo a la alimentación con leche:

  • A partir del sexto mes, etapa en la la que los bebé comienzan a demandar alimentos sólidos, pueden introducirse papillas blandas, frutas y verduras, la cantidad estimada es de 2 a 3 cucharas según demanda del pequeño.
  • Entre el 7 y 8 mes, comenzar a introducir alimentos triturados, la cantidad recomendada es de 3/4 de taza hasta 250 gramos según la propia demanda del bebé.
  • A partir del año, y si el bebé está preparado, puede comer los mismos alimentos que el resto de la familia, siempre y cuando se corte en pequeñas porciones y se le preste atención para evitar atragantamientos.

En definitiva, la lactancia materna, depende de la intuición de los propios padres y la demanda del niño, hay niños que piden alimentos sólidos a una edad temprana y otros que dependen más de la lactancia manterna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *