Lactancia materna: La succión

lactancia-materna-la-succion

La succión es uno de los factores más importantes en la lactancia materna. Muchas historias serian diferente si la mayoría de las madres comprendieran este aspecto fundamental. Es algo que resulta muy complejo para algunas, cuando realmente debería ser natural. Existen muchas señales para determinar su eficiencia, tipos y otros detalles relacionados a la misma.

Para los bebés el succionar les resulta instintivo. Por esta razón es algo que saben desde el primer instante de vida. Los problemas surgen cuando se existen obstáculos que impidan lo que debería ser por naturaleza. En esos momentos es cuando la lactancia puede verse arriesgada, de no solucionar la situación a tiempo.

La succión no debe doler

lactancia-materna-la-succion2

Un mito que se ha vuelto muy común y que poco a poco se ha derribado es que la lactancia duele. Esta sensación poco agradable es precisamente una de las señales de que está fallando la succión. Es momento de que las mamás paren de sentir angustia cada vez que el niño busca el pecho para alimentarse. El amamantar no debe ocasionar dolor de ninguna forma y esto hay que difundirlo.

La succión que realiza el bebé de forma incorrecta genera muchas consecuencias negativas. Las mismas los afectan a ambos, tanto a mamá como al niño, cada uno a su manera.

Tipos de succión

Existen diferentes tipos de succión, según el punto de vista en que se observen. Sus cualidades particulares determinan su éxito conforme va pasando el tiempo.  En este aspecto si son negativas pueden corregirse con esfuerzo y los datos adecuados. En cambio puede que no se presenten problemas y que todo marcha naturalmente.

En cuanto a la nutrición

Precisamente uno de las partes más importante de la succión es su función en cuanto a producción y consuelo. Es fundamental comprender que la lactancia no es simplemente el método de alimentación del niño. Durante esta etapa los vínculos con la madre se van estrechando y, con ello, la protección que esta le otorga. Por esta razón es que es necesario distinguir entre la absorción que resulta nutritiva y la que no.

La succión nutritiva es aquella que se usa precisamente para la alimentación del pequeño. Esta suele ser bastante rápida, en comparación con su contraparte. Igualmente es bastante profunda y con un ritmo constante, en la mayoría de los casos. Regularmente esta se realiza al principio de las tomas, pero todo dependerá de lo satisfecho que se el niño se sienta.

Por otra parte está la succión no nutritiva, la cual ha sido sumamente criticada por mucho tiempo. Esto último porque cuando el niño la hace se dice que tiene el pecho de chupete, lo que ocasiona molestias. Muchas personas ven este acto como una mala costumbre, ignorando que es algo natural. Tanto madre como terceros suelen criticar este acto, sin saber lo fundamental que es.

La succión no nutritiva se da cuando el bebé absorbe de forma rápida y más superficial. La misma ocurre regularmente cuando este ya está satisfecho y lo hace para mejorar su técnica al momento de alimentarse. Es la forma de practicar para las tomas de mayor importancia, aunque durante esta suele comer un poco también. Esto porque la leche de la madre no deja de salir, en menos cantidades, y es tragada al acumularse en su boca.

Es esencial comprender que el chupete imita al pecho y lactancia, no al contrario. Por ello, el hecho de que el bebé se quede acurrucado en este no tiene que ser criticado. Es la forma que tiene el niño de afianzar que está en un lugar seguro. Por ello no hay que limitarse en ninguna de las dos partes de la succión, ni la nutritiva, ni la que no es.

Lo que es correcto

lactancia-materna-la-succion3

Los tipos de succión también pueden dividirse entre la técnica correcta y la que no. Nuevamente es significativo conocer estos aspectos para garantizar una lactancia verdadera exitosa. Es muy fácil caer en hábitos no correspondidos cuando se trata de lactancia. Lo importante es saber lo que está bien y corregir a tiempo cualquier situación indeseada.

En cuanto a la lactancia materna con succión correcta es precisamente la que se mencionaba anteriormente. Se trata de aquella en donde no hay dolor, ni incomodidad de ningún tipo. La experiencia debe de ser agradable para ambos en todo momento, desde el primer encuentro. Cuando esta se realiza el bebé aprovecha cada uno de los nutrientes que le ofrece la leche para su crecimiento.

El problema surge cuando se comienza con la succión incorrecta y se prolonga a medida que el bebé crece. La misma ocasiona muchas molestias que van desde falta de nutrición hasta dolor en ambos. El problema es que cualquier situación puede desencadenar que la misma ocurra.

Los escenarios en donde existe una succión incorrecta varían mucho y pocas son las madres que se toman el tiempo de corregirla. Los niños prematuro, con falta de apego, con alguna patología o separados de sus madres son bastante propensos. Esto porque su instinto natural no trabaja como debería, lo que desencadena en este problema.

Este tipo de succión tiene dos clases dentro de sí misma. La desorganizada, en donde el niño se agarra del pecho pero de forma ineficaz. También está la disfuncional en donde ni siquiera sabe qué hacer con el pecho o prenderse de él.

Lo mejor para cualquier madre es informarse sobre los diferentes tipos de succión desde el principio. De este modo puede reconocer si existe alguna deficiencia en la misma. Esta es una de las formas más eficaces de garantizar una buena y complementaria lactancia.

La buena en la lactancia materna

lactancia-materna-la-succion4

Finalmente una buena succión lleva muchos puntos en común que cualquier puede observar. Lo primero es el movimiento de la mandíbula, el cual debe ser rítmico y desde su punto de articulación. Por otra parte las mejillas no deben hundirse, en todo momento deben verse redondas y llenas. Finalmente hay que estar muy atentos sobre el sonido que se emite al tragar, el cual debe escucharse.

La succión en la lactancia materna es una cuestión de detalles y mucha paciencia. Puede que al principio no resulte fácil, pero con la suficiente información y ayuda todo se puede solucionar. Este proceso no debe abandonarse por completo por algún problema. Los beneficios siempre serán mayores al tiempo y energía que involucren el resolver cualquier inconveniente.

La madre puede ayudarse de accesorios para la lactancia que la ayudarán a mantener al bebé sujeto y cómodo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *