¿Qué es el masaje Shantala?

que-es-el-masaje-shantala

Cada vez son más las personas que quieren saber más acerca del masaje Shantala. Esta interesante técnica ha aumentado mucho su popularidad gracias a su eficacia comprobada en la mejora de la salud de niños pequeños, especialmente en los bebés prematuros o con bajo peso, además de ayudar a la eliminación de gases y cólicos por la lactancia. Además de estos beneficios, es muy popular pues ayuda a estrechar el vínculo entre quien realiza el masaje y el o la bebé.

¿Cuál es el origen del masaje Shantala?

El masaje Shantala es una técnica de masaje cuyo origen es la india, y tiene cientos de años de antigüedad, pues es parte de la medicina tradicional ayurvédica y muchos padres en la India aplican este tipo de masajes a sus hijos pequeños como parte de sus tradiciones para una buena crianza.

que-es-el-masaje-shantala

El masaje Shantala al ser parte de la medicina ayurvédica no solo busca la salud física, sino que busca principalmente el fortalecer el vínculo entre los padres y el bebé, ya que, al masajear, cantar y sobar suavemente al bebé, el cerebro del pequeño segrega una sustancia llamada oxitocina, el cual es un neurotransmisor encargado de las sensaciones placenteras y el amor. De esta manera el masaje Shantala ayuda a tranquilizar al bebé y a estrechar los lazos entre el pequeño y sus padres.

A pesar de que tiene miles de años de antigüedad, este tipo de masaje es apenas a mediados del siglo pasado que se comenzó a conocer en occidente. Fue gracias al médico ginecólogo y obstetra francés Frédérick Leboyer, quien en uno de sus viajes a la india vio como una mujer acariciaba en su regazo a su bebé, mientras ella estaba sentada en una calle de Calcuta. Fue tal la admiración que causó al médico dicha escena que fue a preguntar a la mujer qué era lo que hacía y cómo se llamaba esa técnica, a lo que la mujer respondió que se llamaba Shantala, el cual era, según se sabe, el nombre de ella. Es por ello que el médico bautizó el masaje como Shantala, y aprendió las técnicas que se empleaban, para posteriormente traerlas a occidente.

¿En qué consiste el masaje Shantala y cómo aplicarlo?

El masaje Shantala es un masaje terapéutico y puede beneficiar mucho a los bebés y los niños pequeños, pero es importante saberlo aplicar, sobre todo el ser cuidadosos y tiernos con los pequeños. Hay varias formas de aplicar el masaje, ya sea empezando por los pies o por el pecho, será elección de los padres el cómo empezar.

que-es-el-masaje-shantala

Antes de iniciar es importante que el lugar sea adecuado y sin corrientes de aire frío, pues el bebé estará desnudo. Es importante el untarse las manos con algún aceite o crema natural para humectar y sea más fácil el masaje.

Lo más tradicional es hacerle este masaje al bebé con él en nuestras piernas mientras estamos en el suelo con las piernas cruzadas. Pero si no es posible esta posición, se puede hacer en su cuna o mesa de cambiar pañales, pero con una toalla felpuda bajo el bebé.

Iniciamos el masaje poniendo al bebé boca arriba sobre la toalla o cobija. Empezamos masajeando sus piecitos con el dedo pulgar, comenzando en la planta de los pies y recorriendo los talones, el empeine y cada uno de sus dedos. Seguimos por las piernas del bebé frotando de arriba abajo y de abajo arriba, empezando en los tobillos y subiendo hasta los muslos. Este masaje ayuda a la circulación y a una buena salud de los huesos, pero es importante no apretar las piernas, sino solo frotar.

El tercer paso consiste en dar un suave masaje al vientre del bebé. Esta parte es muy buscada por los padres, pues ayuda a expulsar los gases del bebé y mejora su digestión. Para ello usaremos los dedos índice y cordial para hacer círculos en el sentido del reloj, pero procurando usar una presión suave pero moderada para ayudar a que los gases bajen y sean expulsados. Es muy importante detenerse si el bebé siente molestias o su barriguita está dolorida.

Es momento de masajear el pecho del bebé, para ello es recomendable comenzar por el centro del pecho y sobar con calma y cuidado hacia los hombros del bebé. Como si se estuviera alisando una prenda. Puede ser primero hacia un hombro y después hacia el otro.

Los brazos del bebé se masajean de la misma manera que se masajean las piernas. De arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba, sobando las muñecas y cada uno de los dedos del bebé con cuidado.

Por último, acariciaremos la cabeza del bebé. Esto se debe de hacer con cuidado, sobando su rostro, sus orejas, su cabello y su nuca. Siempre sin ejercer demasiada presión y con las manos humectadas y preferiblemente tibias o calientes, pues las manos frías podrían incomodarlo.

Consejos finales

  • Es muy importante el consultar con el pediatra antes de hacer cualquier masaje al bebé. Sobre todo, si tiene problemas de piel, gripe, alguna infección o alguna enfermedad o lesión que lo lastime demasiado.
  • Si al realizar el masaje el bebé esté incómodo o muestra alguna molestia en alguna parte del cuerpo, es mejor parar y llevarlo al pediatra, sobre todo si el dolor es en la zona abdominal o el bebé presenta cambios de color en la piel o problemas digestivos.
    Si el adulto que va a realizar el masaje tiene alguna infección en la piel o enfermedad infecciosa, es mejor que no lo haga.
  • Ambos padres pueden masajear al bebé, de esta manera ambos enriquecen el vínculo con su bebé. Incluso los hermanitos mayores pueden ayudar, para de esa manera evitar celos entre hermanos.
  • Es recomendable el hacer este masaje seguido, incluso puede ser diario como parte de su rutina de limpieza.
  • Es importante el tapar al bebé después del masaje, y realizar el mismo en un lugar adecuado y con buena temperatura.
  • Cantarle canciones de cuna, poner música para bebés a bajo volumen y hacer el masaje cuando tiene cólicos pueden ayudarlo a relajarse más.

A la hora de amamantar al bebé, este vínculo creado gracias al masaje será muy beneficioso y mejorará el proceso de amamantar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *