¿Qué es y para qué sirve un chupetero?

que-es-y-para-que-sirve-un-chupetero

Hay cada vez más accesorios que hacen más fácil la vida del bebé junto a la de sus madres. Uno de ellos es el chupetero, un elemento que se ha puesto de muy moda debido a todas sus ventajas. Esto porque es bastante funcional y a su vez llamativo, por lo que se trata innovación que ya tiene tiempo en el mercado y que llegó para quedarse.

Los chupeteros son básicamente una tira que está decorada y que se añade o se le coloca al chupete. Este es uno de sus extremos, pero en el otro se encuentra con un adaptador que se sostiene en la ropa del niño. Esto evita que se caiga y que como consecuencia se ensucie o llene de microorganismos dañinos. Por lo que precisamente es esta su función principal.

Debido a que cumple un empleo tan importante, como lo es la higiene, es que cada vez se hace más popular. Además, nadie puede negar que resulten bastante tiernos, sobre todo cuando son personalizados o se combinan. Incluso hay quienes optan por tener varios y de esta manera volverlos unos de los mejores accesorios para bebés.

Se trata de un objeto tan específico que no se pueden comercializar a la ligera. Hay reglamentos que los condicionan, precisamente para que sean seguros para el uso de los niños. Son simples medidas o circunstancias que garantizan que el pequeño pueda usarlo en todo momento. Por lo que si no se cumplen estas reglas, no es bueno adquirirlos.

La normativa europea para chupeteros

Hay ciertas condiciones regidas por la normativa europea que los chupeteros deben seguir. No se trata de comprarlos a la ligera, sino que realmente sean seguros para los niños. No tiene que ser algo realmente complicado, pero sí lo suficientemente específico para que no les genere ningún tipo de daño.

que-es-y-para-que-sirve-un-chupetero2

 

El primer punto en la longitud del chupetero, la cual no debe pasar de 22 cm. Esto se hace para evitar que el niño se ahorque con la tira. Además, a su ancho que tampoco sobrepasa los 22mm. De esta forma los riesgos se reducen en gran medida para ellos, sobre todo en sus primeras etapas donde son tan curiosos.

En cuanto a los materiales deben ser igualmente seguros y a su vez ligeros. La idea es evitar a toda costa que sean elásticos, ya que pueden nuevamente hay riesgo de que aumente su longitud base. Igualmente se habla de poco peso debido a que estará sujeto por la boca del bebé, por lo que no debe molestarle.

El clip que se usa para unir la tira al chupete debe ser difícil de manipular. No se le puede colocar al pequeño un elemento que cuando crezca un poco desate con facilidad. Tampoco que esto ocurra al morderlo o caerse, porque igualmente no estaría haciendo nada. En esta área también hay que evitar los adornos y no debe estar hecho por ningún sustancia tóxica que dañe al bebé.

¿Para qué sirve un chupetero?

La función del chupetero no se limita solamente a que no se le caiga el chupete al bebé. También hay otros elementos de gran importancia que hay que tener en cuenta que son igualmente ventajosos. Aunque con lo de la higiene del niño y su bienestar ya es un gran beneficio que no puede pasarse por alto.

que-es-y-para-que-sirve-un-chupetero3

Los chupeteros también sirven como un elemento para la estimulación sensorial de los pequeños. Los mismos tienen diferentes figuras y formas, por lo que sus diferentes sentidos buscarán explorando. La vista es uno de ellos, precisamente por sus colores los invita a curiosearlos. A esto se lo suma el tacto, porque están hechos con texturas distintas, precisamente para cumplir con esta finalidad.

La coordinación también será clave gracias a este elemento. Debido a que ellos mismos buscarán meterse a la boca el chupete y lo tendrán a disponibles para ello. En principio les parecerá difícil, pero con la práctica les irá de maravilla. Por lo que no hay que limitarse ni hacer prejuicios con respecto a la forma en que se usa este elemento.

Para la salida de los dientes también es de gran ayuda, tanto el chupete con el chupetero. En conjunto ayudarán a satisfacer las necesidades del niño de llevarse todo lo a boca. Esto evita igualmente las enfermedades ya que procurarán relajarse con un objeto conocido y limpio. Por lo que es una preocupación menos en todos los sentidos.

Siempre debes tener presente

Uno de los puntos primordiales al momento de usar un chupetero es que este en buen estado. No hay que arriesgarse con la salud de los bebés, por lo que siempre antes de dárselos hay que verificar. En caso de que haya algún problema en el mismo es preferible no usarlo y optar por otro accesorio. De esta forma se garantiza que todo esté en condiciones y que no haya problemas.

Precisamente las normas de seguridad para este tipo de artefactos se tienen usan para tenerlas presente todo el tiempo. Por esta razón no hay que alargar la cadena, ni hacer ningún cambio innecesario. Igualmente el chupetero es para estar unido a la ropa del bebé, no al coche o cualquier otro dispositivo o lugar.

Es fundamental que los chupeteros no sean juguetes, sino más bien accesorios seguros. Por lo que siempre hay que tener al niño vigilado cuando lo esté manipulando. Por más que se hagan con todas las medidas necesarias para protegerlos, siempre los riesgos son posibles. Por lo que es mejor observarlos, pero dejándolos explorar con la mayor libertad posible.

Otro punto significativo es que el chupetero no debe usarse cuando el bebé esté dormido. El niño pude soltar el chupete y lastimarse de alguna manera con el mismo. Por lo que siempre debe estar despierto al usarlo y bajo la vigilancia de alguien.

Los chupeteros son un artefacto al que se le pueden sacar mucho provecho durante las primeras etapas. Es un objeto que resulta decorativo, funcional y sobre todo muy confortable para ellos. Igualmente los mantiene entretenidos y tranquilos debido a que se les está motivando la succión. Por lo que no hay que pensar mucho y buscar obtenerlo en el menor tiempo posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *