Sonajeros, mucho más que un juguete para bebés

sonajeros-mucho-mas-que-un-juguete-para-bebes

Los sonajeros son el primer juguete que le llama la atención a los bebés aparte que son multicolores, de distintos materiales además de muy ruidosos son estimulantes de muchos de los sentidos de tu hijo desde el primer momento. Pero ¿Son mucho más que un juguete?

sonajeros-mucho-mas-que-un-juguete-para-bebes

Con el uso del sonajero el bebé se va dando cuenta de a poco que lo que se encuentra a su alrededor tiene un sentido además de un uso, que va en beneficio de prestarse para que aprenda a realizar distintas actividades con lo que tiene a su alcance.

El despertar de la confianza en sí mismos

Cuando se dice que el sonajero es más que un juguete, se refiere al hecho que despierta la curiosidad y el aprendizaje en los bebés, ya que con esto se puede lograr un desarrollo sano, feliz y sin problemas, compartiendo con un instrumento que además de hacerlo feliz es muy especial.

Muchos niños suelen dormir con su sonajero, ya que al momento de despertar se alegran con el primer sonido que escuchan que son este tipo de elemento, por este motivo debes dejárselo muy cerca cuando duermen para que al despertar lo encuentren rápidamente.

El sonajero estimula los sentidos

sonajeros-mucho-mas-que-un-juguete-para-bebes2

El sonajero es un elemento que ayuda a estimular los cinco sentidos del bebé, además de reflejar una forma de desarrollarlos de la siguiente manera:

  • La vista, con los colores que son muy llamativos y distintos.
  • El tacto, por los diferentes materiales con los que se elaboran.
  • El oído, con los distintos sonidos que producen.
  • El olfato, por el aroma que emanan cuando se encuentran nuevos o cuando ya conocen diferenciar cuál es el propio.
  • El gusto, todo niño se lleva los objetos a su boca y el sonajero no escapa de esta afirmación y así descubren el mundo de lo que lo rodea.

Aparte de todo esto el niño buscará siempre el sonido, aunque se lo coloques lejos del alcance de su vista, que aprenderá a reconocer de inmediato con el desarrollo de sus capacidades sintiendo los distintos materiales con los cuales se elaboran este tipo de instrumento.

El peso del sonajero

El bebé no tiene mucha fuerza, pero le gusta la sensación de mover sus pies y manos de una manera rápida para fortalecer las extremidades con las cuales va a tocar, descubrir e identificar los elementos que le rodean para ir conociéndolos.

El sonajero es el aparato que sirve a su vez para ayudar a tranquilizar a tu hijo en un momento de rabieta o mientras espera por su leche, e incluso en un momento cuando estás amamantando y ellos buscan en que distraerse aparte de tu persona.

Coordinación de los movimientos

Con el sonajero el bebé se dará cuenta que al mover su mano, el aparto que tiene en ella suele sacar un sonido agradable que enseguida llamará su atención y le dará una especie de regocijo alegrando ese momento especial en que descubre que un simple movimiento genera felicidad.

Con este método irá desarrollando su sistema nervioso, coordinando movimientos lanzándolo lejos, escuchando como suena, tomándolo y a su vez agitando de un lado a otro para alegrarse y pasar un rato de diversión que le proporciona un objeto elemental y pequeño.

Los diferentes sonidos implican una acción

Los sonidos son el motivo para que el niño pueda diferenciar el mundo que le rodea y las acciones a realizar, al escuchar algo asociará de inmediato con la probabilidad de recordar que existen diferentes formas de estos, requieren la llegada de algún movimiento que los incluye.

Los sonajeros ofrecen un mundo de posibilidades que les enseñan a diferenciar cualquier sonido que existen en la naturaleza además que los hay fijos, intermitentes e incluso momentáneos como el de las campanas de una iglesia, coordinando y desarrollando su sentido del oído.

La música para dormir

Aparte de diferenciar los distintos sonidos, el niño estará en capacidad de atender a la música que emana de diferentes elementos como la radio, e televisor, la calle, los coches entre otros, siendo el primer juguete que le das una entrada al conocimiento del ruido o del silencio.

Recuerda que a partir de los tres meses, cualquier señal que oiga tu bebé es un aprendizaje nuevo para él y es a partir de este tiempo que comenzará a estimular cualquiera de sus sentidos comenzando la etapa de su desarrollo de coordinación, estimulación además de inteligencia.

Grabarse los distintos sonidos

Otra enseñanza que aporta los sonajeros, es la capacidad que tiene de diferenciar cada uno de los sonidos que le rodea, grabándolos en su mente y logrando comunicar que entiende de dónde proviene, quien lo está produciendo y si le gusta o no lo que escucha.

Esto también lo logra desde el mismo momento de su nacimiento, cuando sabe diferenciar la voz de su padre, madre además de quienes le rodean, desarrollando su capacidad de memorizar, reconocer y tener en claro las diferencias de todo lo que le rodea.

La estimulación en los primeros meses de vida

sonajeros-mucho-mas-que-un-juguete-para-bebes2

Estimular al bebé desde el primer momento te ofrecerá la posibilidad de tener un niño inteligente capaz de ofrecer vida, inteligencia, independencia motriz y la curiosidad que le llevará a aprender sobre todos los elementos que le rodean  además de su uso.

Por este motivo el sonajero como principal juguete, debe ser bastante colorido, con brillo, con movimiento además de diferentes texturas y sonidos, con la finalidad de darle ese mecanismo para darse cuenta que el mundo que le rodea tiene muchas maravillas para descubrir y explorar.

El descubrir comienza después de los 4 meses

A partir de los 4 meses el niño tiene la capacidad de reconocer todo lo que le rodea, además de aumentar las ganas por conocer todo lo nuevo que se abre ante sus ojos, por este motivo es importante no pasarse a la hora de los juegos y la excitación de enseñarle.

Un bebé es capaz de aprender muchas cosas con ayuda de la estimulación además crece sano, feliz y tranquilo con sus periodos de juegos, descanso y posteriormente su escolaridad, por eso es importante que a través de los juguetes aprenda sobre el mundo que le rodea. Como el chupete o el mordedor del bebé, el sonajero es otro accesorio básico infantil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *